Tres mujeres hacen historia arbitrando partido de baloncesto masculino

MONTEVIDEO, (EFE). – Con Vivian García, Valentina Dorrego y Alejandra Godoy como árbitros del partido entre Urunday Universitario y Trouville en la Liga Uruguaya de Baloncesto Masculino pasarán a la historia como el primer encuentro con tres mujeres en el equipo  de jueces de manera simultánea.

Frente a esta nominación, las chicas están felices por el nuevo reto al que se enfrentarán y esperan que esto sea un espejo para que otros deportes viajen por ese camino: «Es muy gratificante. Es realmente un gran desafío para nosotros, hemos hablado de ello desde el momento en que fuimos nombrados. Vamos a tomarlo con la misma responsabilidad que tomamos cada partido que jugamos, pero sabemos y entendemos que tiene ese plus de lo que somos. tres árbitros» – informa García a Efe.

AMIGOS Y COMUNICACIÓN

Los tres son los únicos árbitros colegiados en la Liga Uruguaya de Baloncesto Masculino, que además destaca esta designación. Al hablar de las claves para poder llevar a cabo una buena reunión, García destaca que una buena comunicación entre quienes componen la lista es la base para una mejor toma de decisiones. De acuerdo con esto, indica que esto es algo que no faltará en el partido de este lunes en el que el equipo arbitral estará formado por tres profesionales que también son amigos. Debido a esta condición, agrega que en los tiempos muertos realizan pequeñas reuniones para ajustar las cosas y resaltar lo que se hizo bien hasta ese momento y también lo que se hizo mal. «Con otros no estás tan seguro de que sea más difícil marcar un pequeño error», señala. Por otro lado, destaca que, desde que se enteraron de la cita, los tres han hablado del impacto que tuvo y de la importancia de su desempeño ayudando a normalizar la situación. «Cuando vamos uno por uno en la preselección, ya no es tan nuevo que haya una mujer», explica García. A pesar de esto, dice que el salto de las divisiones menores a la primera, que para ella ocurrió hace 15 años, también llevó a quejas desde las gradas, algo que ya toma como «natural».

BALONCESTO, UN ASUNTO DE LA FAMILIA

Además de amigos que comparten su pasión, la árbitro dice que el baloncesto también es una parte importante de su familia, ya que sus hermanos también practicaron ese deporte. Además, su esposo -Diego Ortiz- es árbitro profesional en Uruguay y su suegro -Ernesto Ortiz, hoy presidente del Círculo de Periodistas Deportivos del país sudamericano- estuvo entre 1976 y 1986. Por esta razón, el deporte nunca falta en una casa donde si estás viendo algo en la televisión y cuando cambias el canal, aparece el baloncesto, ahí tus ojos se detienen. «Hablamos de todos los temas y el deporte nunca nos aburre, porque en realidad a todos nos gustan. No nos molesta en absoluto», concluye García, que ha sido árbitro internacional desde 2011 y silbó en el Mundial femenino de baloncesto Sub-19 2017 que se consagró a Rusia. En cuanto a esto y después de algunos años sin actividad fuera del país, indica que una Liga Sudamericana sería lo primero en «volver a la senda» y señala que llegar a los Juegos Olímpicos o a un Mundial absoluto sería un sueño que considera difícil, pero no pierde la esperanza de poder cumplir. Antes de eso, el primer paso será el duelo que Urunday y Trouville jugarán esta noche, en el que García, Dorrego y Godoy pasarán a la historia del deporte uruguayo. EFE © EFE 2021. Queda expresamente prohibida la redistribución y redistribución de la totalidad o parte de los contenidos de los servicios de Efe, sin el consentimiento previo y expreso de Agencia EFE S.A