Fallece cronista, mentor y amigo  Miguel Angeles

Por Generoso Castillo 

Santo Domingo.- Cuando un amigo se va queda un espacio vacío que no lo puede llenar la llegada de otro amigo.

Fellecio en la mañana de hoy, por una situacion de salud, Mi mentor, mi amigo y hermano, Miguel Angeles.
Cuando un amigo se va queda un tizón encendido que no se puede apagar ni con las aguas de un río.
Angeles, cronista deportivo de larga data, mentor y narrador de eventos deportivos.
Cuando un amigo se va una estrella se ha perdido la que ilumina el lugar donde hay un niño dormido.
«La verdad que hoy es un dia muy dificil para mi», expresó Richard Rodriguez, Presidente de la Federación Dominicana de Jet Ski y Botes de Velocidad.
Cuando un amigo se va se detienen los caminos
y se empieza a rebelar el duende manso del vino.
«Pudiera decir tantas cosas de ti hermano, pero realmente no estoy preparado para esto», agregó Rodriguez.
Cuando un amigo se va galopando su destino
empieza el alma a vibrar porque se llena de frío.
Cuando un amigo se va queda un terreno baldío
que quiere el tiempo llenar con las piedras del hastío
«»Solo le pido a Dios fortaleza para tu esposa e hijos!
Cuando un amigo se va se queda un árbol caído
que ya no vuelve a brotar porque el viento lo ha vencido.
PAZ A TUS RESTOS HERMANO MIGUEL ANGELES.
Cuando un amigo se va queda un espacio vacío
Que no lo puede llenar la llegada de otro amigo.